ENCEFALITIS DE ST. LOUIS



| INTRO | INCIDENCIA Y SÍNTOMAS | CICLO DE TRANSMISIÓN | MOSQUITOS
| TEMPORADAS | VIGILANCIA | TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN | REFERENCIAS

La encefalitis de St. Louis (SLE) es una de cuatro principales "encephalitides" que ocurren en los Estados Unidos, las otras tres son la encefalitis equina oriental (EEE), la encefalitis equina occidental (WEE) y la encefalitis de Lacrosse (la LAC). Todas son causadas por arboviruses, un término que representa arthropod borne viruses (viruses llevados por artrópodos). Estos viruses se mantienen en la naturaleza a través de la transmisión biológica entre hospederos vertebrados y artrópodos que se alimentan de sangre (mosquitos, moscas y jejenes, y garrapatas).

[o] Más sobre Arboviruses.

SLE es la enfermedad transmitida por mosquitos más importante en los Estados Unidos (Goddard 1996). Aunque epidemias periódicas sólo han ocurrido en el Medio Oeste y en el Sudeste, el virus de SLE se encuentra distribuído a lo largo de la parte inferior de los Estados Unidos continentales. El organismo viral que causa la enfermedad humana, y la enfermedad conocida como la encefalitis de St. Louis no son sinónimos; durante una epidemia de SLE se infectan números grandes de personas, sin embargo, sólo un porcentaje muy pequeño de las infecciones de SLE son evidentes clínicamente y la mayoría nunca se diagnostica. Epidemias de SLE ocurrieron en Florida en 1959, 1961, 1962, 1977, y 1990.

[o] Casos confirmados de SLE en Florida 1964-1997

Incidencia y Síntomas La incidencia de la enfermedad y la manifestación de los síntomas están muy correlacionadas con la edad. Durante las epidemias, las personas sobre 60 son de 5 a 40 veces mas probables de ser sintomáticas que aquéllos menores de 10 años de edad. Los síntomas de encefalitis, la más grave consecuencia de infección con el virus de SLE, también aumentan de aproximadamente 50% en esos 20 o menores, a cerca de 90% para aquéllos sobre 60. La mortalidad es menos de 5% para personas con la enfermedad que están bajo los 50 años de edad, pero de 7% a 25% en aquéllos sobre 50. Cuando se desarrollan síntomas, ellos normalmente empiezan entre 5 y 20 días después de la exposición al virus.

La encefalitis es una inflamación del cerebro que puede afectar habilidades motores drásticamente y causar daños permanentes si no es tratada rápidamente. Los síntomas van de dolores de cabeza apacibles a coma y muerte. Otros síntomas incluyen fiebre, náusea, tortícolis y dolores de espaldas, sensibilidad a la luz, confusión, adormecimiento, irritabilidad, y deterioro de las habilidades motores. Luego de la invasión del system nervioso central se cree que el virus sigue la replicación inicial en sitios periféricos y un periodo de viremia.

Clínicamente, es esencial distinguir las encephalitis arbovirales de otras dos virales que son potencialmente mortales, pero tratables. Éstas son la herpes encefalitis simplex, y la menos común encefalitis de varicella-zoster que es mortal en pacientes con deficiencias inmunológicas. En estos casos, la identificación rápida y el tratamiento inmediato pueden salvar la vida (Lazoff, 1998).

Ciclo de Transmisión: El ciclo anual del virus de SLE en Florida todavía no se entiende completamente. Se sabe, sin embargo, que poblaciones de pájaros silvestres son centrales al ciclo de transmisión. Cuando un pájaro se infecta por la picada de un mosquito portador del virus, el pájaro produce más virus en su sangre y entonces puede infectar a otros mosquitos susceptibles que muerden el pájaro. Estos mosquitos pueden extender entonces más allá el virus. Este proceso se llama "la amplificación". Un pájaro infectado puede producir una cantidad apreciable de virus en un o dos días, pero el virus desaparece dos a tres días después, por lo tanto que un pájaro es "infectivo" durante sólo unos días. Los pájaros no muestran ningún síntoma de enfermedad y se vuelven inmunes después de la exposición.

Si la amplificación en la población de pájaros silvestres es significante, entonces un número grande de mosquitos pueden infectarse, lo cual aumenta las oportunidades de que un humano u otro hospedero vertebrado pueda ser picado por un mosquito infectado. Una vez un mosquito se infecta, el virus se reproduce e invade otras partes del cuerpo incluso las glándulas salivales. Cuando los mosquitos pican a un hospedero, ellos normalmente inyectan una cantidad pequeña de saliva como un anti-coagulante antes de tomar la comida de sangre y así transfieren el virus al hospedero.

Según mas y más pájaros se recuperan de la infección y se vuelven inmunes, el número de mosquitos recientemente infectados también disminuye. Aunque los mosquitos permanecen infectados por vida, ellos sólo viven una semana o dos, por lo tanto, según los mosquitos infectados mueren, la epidemia mengua. Los humanos son hospederos sin salida, pero el rol, de otros animales vertebrados en el mantenimiento y transmisión de SLE no es todavía conocido.

Mosquitos: Not all mosquitoes are capable of transmitting the virus. For example, of 76 species of mosquitoes that occur in Florida, only Culex nigripalpus has been definitely linked to SLE transmission. Several additional species, including the salt marsh mosquito Aedes taniorhynchus, have been found infected with SLE, but they have not yet been implicated in transmission. Elsewhere, other Culex species, particularly Culex pipiens in the midwest and Culex tarsalis in the west are the major vectors.

[o] Culex nigripalpus

Temporada: Aunque el virus de SLE probablemente está presente en Florida a lo largo del año, la transmisión del virus es más prevaleciente durante el verano y el otoño. Éstas temporadas corresponden a los periodos de actividad alta de mosquitos y pájaros en Florida, pero aún no se han establecido correlaciones directas entre estas variables y las epidemias de SLE. Los periodos de lluvia furte, precedidos por aproximadamente 2 semanas de sequedad parece aumentar la transmisión de la enfermedad en los pájaros silvestres, posiblemente debido a aumentos en las poblaciones de mosquitos.

Vigilancia: Las Poblaciones de mosquitos - El monitoreo de las poblaciones del vector se hace bajo la asunción que las densidades de población de vector están relacionadas con la incidencia de la enfermedad en los humanos. Aunque las densidades altas de vectores invariablemente no llevan a la enfermedad humana, no es probable que los casos humanos ocurran si se mantienen las poblaciones del vector debajo de ciertos niveles (Eldridge 1987). También se dirige la vigilancia del vector para evaluar los resultados de esfuerzos de control.

La Ocurrencia del virus en los Mosquitos - las pruebas rutinarias de muestras de mosquitos para el aislamiento del virus pueden proporcionar valiosa información epidemiológica. Aunque algunos estudios han encontrado una correlación positiva entre las tasas de infestación de mosquitos y casos de enfermedad en humanos (Kokernot el al. 1969), otros no encontraron ninguna correlación en estudios que abarcaron varios años (Bowen el al. 1980).

Pollos Centinelas - Muchos programas de control de mosquito usan las bandas de pollos centinela para supervisar la actividad del virus de SLE. Los pollos se ponen dentro de jaulas y se obtienen muestras de su sangre a intervalos frecuentes. La sangre se analiza para descubrir la presencia de anticuerpos específicos que son fabricados y circulados a través de la sangre luego de la infección con incluso cantidades pequeñas del virus de SLE (seroconversion). Las ventajas de este método incluyen el hecho que da un estimado de las tasas reales de transmisión, en vez de solamente las tasas de infección en la naturaleza; de que, dependiendo en la frecuencia de sangrar, también puede dar un estimado de la oportunidad de transmisión (Eldridge 1987); y el uso a largo plazo puede producir datos que pueden rendir información sobre los modelos estacionales de transmisión del virus en situaciones específicas. Las desventajas incluyen el hecho que el método es muy dependiente en la situación de la bandada de pollos; el hecho que hay un retraso entre la infección y la formación de anticuerpos; la posibilidad de reacciones de anticuerpos no específicas; y el tiempo, labor, y costo asociados con el desarrollo, el mantenimiento, el despliegue y el muestreo de las bandas de pollos centinelas.

[o] Pollos Centinelas.

Los Casos Humanos - Registrando los casos humanos también es un elemento importante en cualquier programa de vigilancia de enfermedad. Muy raramente un registro histórico de casos humanos por si solo ayuda a predecir epidimias futuras. Sin embargo, usados con otros datos, datos a largo plazo de la ocurrencia en humanos pueden ayudar a refinar estimados de probabilidad de erupciones de la enfermedad. Si nada más, casos que ocurren temprano en la estación pueden alertar a oficiales de posible necesidad para procedimientos de la emergencia. Adicionalmente, las lecciones aprendidas durante el manejo de casos humanos, epidémicos o no, deben preparar bien a las autoridades para tratar con otros casos y con las epidemias.

[o] Zona Epidémica de SLE en Florida.

Tratamiento y Prevención : No hay ninguna cura para la enfermedad ni hay vacunas disponible. El tratamiento médico sólo es para los síntomas como la inflamación del cerebro y efectos relacionados, como dificultades con, o paro de la respiración, y para las complicaciones secundarias como las infecciones bacteriales.

Como no hay ningún tratamiento directo, el control de la enfermedad depende en prevenir la transmisión a los humanos o romper el ciclo del virus en la naturaleza. La prevención de la transmisión involucra la reducción de las probabilidades de picaduras de mosquitos. Los medidas preventivas incluyen evitar las actividades al aire libre después del crepúsculo, cuando los mosquitos Culex a están más activos, usar ropas que lo protejan contra las picadas (mangas y pantalones largos, etc.), y usar repelentes que contengan DEET como su ingrediente activos. Note que debe tenerse cuidado especial al aplicar repelentes concentrados a los niños, y particularmente, a los infantes, porque concentraciones altas de los químicos activos pueden absorberse a través de la piel. Las concentraciones de DEET tan bajas como 35% pueden ser eficaces para prevenir las picaduras de mosquitos, con tal de que la formulación persista en el indivíduo (Lillie < I>el al.. 1988).

Interrumpiendo el ciclo del virus involucra la reducción de las poblaciones de mosquitos significativamente. Esto se logra a través de rociar insecticidas para matar mosquitos adultos y/o inmaduros directamente, o por la eliminación de los sitios que engendran mosquitos para impedir que las poblaciones alcanzen niveles altos.




Referencias Selectas

Bowen, G. S. and D. B. Fancy. 1980. Surveillance. En: Monath T. P (ed), The Arboviruses: Epidemiology and Ecology. CRC Press, Boca Raton, FL.

Brinker K. R and T. P. Monath 1988. The Acute Disease, En: Monath, T. P. (ed.), The Arboviruses: Epidemiology and Ecology. CRC Press, Boca Raton, FL .

Chamberlain R. W. 1988. History of St. Louis Encephalitis. En: Monath TP (ed), The Arboviruses: Epidemiology and Ecology. CRC Press, Boca Raton, FL

Eldridge, B. F. 1987. Strategies for surveillance, prevention, and control of arbovirus diseases in western North America. Am. J. Tropical Medicine and Hygiene 37: 775-885.

Goddard J: 1996. Physician's Guide to Arthropods of Medical Importance., CRC Press, Boca Raton, FL.

Kokernot, R. H., J. Hayes, R. L. Will, C. H. Tempelis, D. M. H. Chan, and B Radivojevic. 1969. Arbovirus studies in the Ohio-Mississippi Basin, 1964-1967 II: St. Louis encephalitis virus. Am. J. Tropical Medicine and Hygiene 18: 750-761.

Lillie T. H, E. Schreck and A. J. Rahe. 1988. Effectiveness of personal protection against mosquitoes in Alaska. J. Med Entomol. 25:475-478.

Tsai T. F, and C. J. Mitchell 1988. St. Louis Encephalitis. En: Monath TP (ed), The Arboviruses: Epidemiology and Ecology. CRC Press, Boca Raton, FL.

En el Web

Lazoff, M. 1998. Encephalitis. En: Emergency Medicine - An Online Reference.
http://emedicine.com/EMERG/topic163.htm